viernes, 7 de marzo de 2014

Entrevista José Carlos Román de Soñando cuentos



Soñando cuentos es uno de los blogs de literatura infantil y juvenil más valorados y visitados. Los creadores de este genial blog son tres compañeros de profesión, son maestros y amantes de la LIJ de calidad. Hablamos con José Carlos Román García uno de sus fundadores:

Los autores del blog en la parte centra, de izquierda a derecha, José Carlos, Mª José y Luis.
¿Cómo nace la idea de crear un blog sobre LIJ?  
La idea surgió hace ya unos años, cuando nos conocimos dos de los componentes de Soñando Cuentos, Luis y yo, a raíz de nuestro trabajo como maestros de Educación Infantil. A través de nuestros blogs de aula empezamos a colaborar en la realización conjunta de actividades con nuestro alumnado a través de la Red, él desde Granada y yo desde Sevilla.

Al conocernos ya por fin físicamente, y compartiendo unos buenos ratos de charla por Granada, ambos coincidimos en nuestra pasión por la LIJ, especialmente por el álbum ilustrado, que utilizábamos frecuentemente en nuestras aulas, así que decidimos crear el blog Soñando Cuentos, como un espacio de encuentro en el que pudiésemos trabajar juntos de forma virtual; un lugar donde poder compartir los libros y álbumes que nos gustaban y que queríamos recomendar a otros maestros y maestras y familias.

Poco después se unió Mª José, de Jaén, que por arte del azar y de la suerte (para mí) estuvo trabajando una temporada en Sevilla. Al conocerla nos encandiló por la pasión con la que hablaba de la literatura para niños y, especialmente,  por ser una magnífica narradora de cuentos, así que decidimos invitarla a nuestro proyecto. Obviamente, tuvimos mucha suerte de que aceptara la invitación y se incorporara a nuestro grupo.

¿Cómo seleccionan los libros que comentan en el blog?
La verdad es que la mayor fuente de información son y serán siempre las librerías, con su inigualable olor a libro nuevo... Todavía nos sigue gustando muchísimo pasar largos ratos en las librerías de nuestra ciudad ojeando y seleccionando álbumes, muchos de los cuales pasan a formar parte después de las reseñas de nuestro blog.

Otras veces son nuestros amigos y seguidores los que nos comentan novedades que no conocemos, a través de los comentarios que nos dejan en el blog o en nuestros perfiles de las redes sociales, como facebook y twitter. En este sentido, tenemos que reconocer que nos encanta que Soñando Cuentos se haya convertido en un espacio de intercambio entre los amantes de la Literatura Infantil y Juvenil, donde todos aprendemos de todos.

Pero hemos de decir también, que gracias a nuestro blog hemos tenido la suerte de conocer a lo largo de estos años a muchos editores, escritores e ilustradores, que amablemente nos hacen llegar sus novedades. De los libros que recibimos, seleccionamos los que más nos gustan para darles cabida en Soñando Cuentos, si creemos que es un buen libro para recomendar, claro está.

¿De qué manera cree que ayuda la LIJ a sus alumnos?
Para nosotros es un recurso imprescindible en el aula para trabajar con el alumnado de Educación Infantil, que se mueve en una franja de edad de 3 a 6 años. Los cuentos son la base fundamental a través de la cual los niños y niñas aprenden en la mayoría de los casos, ya que son la base para introducir nuevos contenidos y afianzar otros, además de trabajar valores fundamentales de la sociedad en la que vivimos, como la solidaridad y la cooperación, la igualdad entre sexos, la interculturalidad, la paz, el respeto a las diferencias, entre otros muchos valores fundamentales que debemos inculcar a los más pequeños si queremos que sean unos buenos ciudadanos en el futuro.

¿Son los niños los mejores críticos? 
Sin duda alguna, puesto que son los críticos más sinceros. 

Los niños y niñas no tienen contemplaciones a la hora de decir que un libro no les ha gustado, pero tampoco la tienen para levantarte de la alfombra tras un rato largo absortos escuchando atentamente y darte un abrazo para expresar lo mucho que les ha gustado la historia que les acabas de contar. Eso no tiene precio y es una de las mayores satisfacciones de nuestro trabajo...

¿Cómo cree que se puede fomentar la relación escuela y LIJ de calidad?
Por supuesto, al menos nosotros así lo hacemos. Siempre hemos huido de rellenar nuestras bibliotecas de aula con grandes colecciones, de poca calidad, por ser más baratas. No queremos muchos libros inservibles o poco interesantes, preferimos tener menos, pero que sean de calidad.

El problema: la financiación. Pero bueno, siempre hay solución, cuando ponemos empeño y las familias están dispuestas a colaborar.

¿Cómo definiría la LIJ?
Yo entiendo, como algunos autores que han hablado sobre el tema, que el concepto de “literatura” hace referencia a un acto peculiar de comunicación humana que se puede definir como el “arte de la palabra”. El término “infantil” alude a que el receptor es el niño o niña. Por tanto, la “literatura infantil” podríamos definirla como “el arte de la palabra que interesa a niños y niñas”.

Pero en este aspecto podríamos entrar en un gran debate porque también entiendo, por mi propia experiencia, que hay libros no escritos, en principio, para niños, pero son libros “que gustan a los niños” independientemente de cómo están escritos ¿pertenecerían entonces estos a los catalogados como LIJ?

En todo caso, si me gusta huir de la clasificación que se hace a veces de los libros “por edades”, ya que independientemente del libro, lo importante es que el receptor, en este caso el niño o niña, entienda la historia y le guste... ¿qué mas da si tiene 4 años y el libro es para 6 ó 7 años?

Es profesor de un taller sobre LIJ y educación en la plataforma de cursos online Atrapavientos, ¿qué nos puede decir sobre la relación valores y literatura infantil, deben ir de la mano?
Creo que sí, como expliqué en una pregunta anterior, puesto que los receptores son nuestros ciudadanos del mañana y qué mejor forma que utilizar este recurso que tanto les gusta para reflexionar sobre valores adecuados y positivos.

En conversaciones con el escritor Jorge Gonzalvo sobre esta cuestión, él planteaba que cuando un autor creaba una historia para niños, ésta no podía ser pensada para transmitir un determinado valor desde sus comienzos. Pero claro, mi opinión y respuesta era siempre la misma, ya que no puedo quitarme mi capa de maestro, y le comentaba que no podía evitar seleccionar y llevar al aula libros y álbumes por lo valores positivos que transmitía la historia. 

Para mí, por tanto, es imprescindible este aspecto pues la mayoría de las veces se crea un gran debate y reflexión tras la lectura de un buen cuento y eso es lo que realmente me interesa.

¿Cree que los niños saben cuando están ante un buen álbum ilustrado?, ¿saben diferenciar una buena historia?
¡Por supuesto! Para mí hay un claro indicador de si el libro ha gustado a mis alumnos o no: cuando aparece un nuevo libro en clase, primero lo leemos en gran grupo y hablamos sobre él. Después pasa a formar parte de la biblioteca de aula y es ahí donde ellos libremente deciden volver a cogerlo o no. Y claro, nos encontramos entonces que hay libros que despiertan pasiones y se desgastan por su uso y otros que, siempre nuevos, caen en el olvido...

¿Recuerda qué leía en el colegio?
Pues lamentablemente, lo único que recuerdo eran las cartillas de lectura y, obviamente, no es que sea un grato recuerdo.

¿Nos recomienda un libro, un ilustrador y un escritor que le gusten especialmente?
¡Qué difícil! ¿solo uno?...

Bueno, me voy a aventurar, pero reconozco que es muy difícil la elección:

LIBRO: un clásico eterno de nuestra biblioteca de aula, a pesar de los años: “Dondeviven los monstruos”, de Maurice Sendak.
AUTOR: vamos a valorar a los nuestros: Pablo Albo.
ILUSTRADORA: no puedo evitarlo, siento predilección por Aitana Carrasco.

Ilustración de Raquel Díaz Reguera

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Licencia Creative Commons
Todas las entradas de El Elefante Lector están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.