martes, 30 de abril de 2013

De la narración oral


Hace poco tuve la suerte de asistir a un curso de narración oral que ofrecía Rosabel Canós de Contaclown. Nos explicó qué es un cuento, qué cuentos contar, cómo contar cuentos, las cualidades del narrador, las diferentes formas de contar, cómo memorizar los textos, saber seleccionar un cuento para cada edad, la educación en los cuentos y también algunas técnicas para inventar los tuyos propios. Fueron unas mañanas de sábado divertidas y didácticas, en las que aprendimos mucho sobre narración oral y soltamos miedos y vergüenzas.

¿Se puede aprender a contar cuentos? Quizá nunca tengamos el ingenio de Félix Albo o la soltura y espontaneidad de Contaclown, pero desde luego, cada uno puede descifrar su manera de contar, realizar una personal selección de cuentos y enfrentarse al público que quiera. Lo más importante es contar, ¿por qué contar?, porque ejercita la creatividad y la imaginación, porque contar nos ayuda a socializar con los niños, porque favorece el desarrollo integral, porque permiten generar sensibilidad acerca de múltiples circunstancias de la realidad, porque fomenta la capacidad crítica ante el mundo, porque genera respuestas, esperanzas, ilusiones y sueños. También porque nos hace más sensibles ante la belleza y la expresión artística. Los libros ayudan a conocernos a nosotros mismos y nos hacen libres. Y algo muy importante, porque todos los niños tienen derecho a que les cuenten cuentos.

Además de por qué contar, me gustaron mucho los consejos sobre cómo contar: seleccionar un libro que te guste mucho, controlar y jugar con el tono de voz y los silencios, creerte la historia, entregarte al juego de contar, y la necesaria humildad del que cuenta. 

¿Qué cuentos contó el elefante?

Seleccioné tres, el primero tenía que ser para niños de tres años, así que conté “La pequeña oruga glotona”, los textos de Eric Carle fomentan el conocimiento y acercamiento al mundo animal. Con la oruga, los niños aprenden el maravilloso proceso de mutación que sufren estos animalitos, además se familiarizan con los alimentos y con los días de la semana. Después, podemos realizar un taller de ilustración, dejando que ellos repasen el texto con dibujos del proceso de cambio de la oruga. 


 
El segundo: “Rosa Caramelo”, de Adela Turín y Nella Bosnia, es un libro con el que he crecido y al que tengo mucho cariño, así que quería aprender a contar la historia de Margarita, la elefanta que nunca fue rosa. Es un gran texto para hablar sobre igualdad entre hombres y mujeres, y también sobre libertad. 


 

Y el tercero, “El corazón y la botella” de Oliver Jeffers. Este álbum ilustrado resultaba el más complicado de contar, precisamente por ser un álbum, donde el texto y las ilustraciones son inseparables para entender la historia, y ahí es cuando me pregunté ¿cómo narrar metáforas visuales? Si conocéis el texto, (aquí una crítica estupenda) la botella es una gran metáfora del sentimiento de pena por la pérdida de un ser querido, todo el libro es una metáfora. El camino más fácil pasa por contar mostrando las ilustraciones del álbum y dialogando mucho con los receptores, pero también es un buen libro para contar haciendo un espectáculo teatral, como actividad con los niños de animación a la lectura o de forma profesional. 


 Resumen
Pasos a seguir antes de la narración: primero selecciono un cuento que me gusta mucho, después lo leo muchas veces, lo resumo, me lo aprendo, lo cuento frente al espejo y más tarde ante una persona o animal, alguien que tenga ganas de alucinar con las palabras. He decidido contar los cuentos siempre con el libro en la mano. El proceso es el mismo, no quiere decir que leas el texto, lo memorizas, te lo preparas igual, pero mostrando las ilustraciones, ¿por qué? porque los libros que más me gustan son álbums ilustrados, en los álbums las ilustraciones no se pueden separar del texto, porque tienen el mismo valor y narran historias paralelas, además, los ilustradores también son autores, y me gusta mostrar su trabajo. Así que, decidido, ahora ya puedo con más seguridad, coger al elefante e ir a contar cuentos. 



 

Vitar la web de Contaclown, también está en facebook y twitter. Gracias a todos los contadores de historias que hacen el mundo más bonito, y en especial, a Rosabel.

 

miércoles, 17 de abril de 2013

Luisa la lagartija. Escritura creativa





El otro día, investigando en la web de la editorial Milrazones, encontré una sorpresa exquisita. Entre todos los títulos de infantil, una historia de una lagartija asomaba la cabecita con alegría. El cuento escrito por Palmira Ortiz Narvaiza, una joven narradora de diez años, cuenta las peripecias de Luisa la lagartija. La protagonista aprecia mucho su colita, tras perder lo que más quiere, aprende a compartir y conoce así la clave de la verdadera felicidad. Un cuento sabio. 



 
Desde el elefante creemos que dentro de la animación a la lectura debe haber un espacio muy importante para la escritura creativa. Los niños deben enfrentarse al papel en blanco, conocer la estructura y elementos de los textos y sobre todo soñar e incentivar la creatividad.

Atrapavientos, asociación cultural especializada en literatura infantil y juvenil, la ilustradora Sabina Blasco y el elefante lector preparamos un taller de manualidades y microcuentos. Además, el elefante tiene muchas ideas y propuestas para realizar en librerías, asociaciones y cualquier espacio que esté interesado. Contacto: elelefantelector@gmail.com


jueves, 11 de abril de 2013

Casa del lector



Casa del Lector es un gran centro cultural que hará de los lectores y la lectura sus protagonistas fundamentales. Un lugar desde el que experimentar con la lectura, sus nuevas manifestaciones, su promoción, la formación de sus intermediarios…

Un espacio en el que favorecer el encuentro del público en general y el mundo profesional. El adulto, el joven y el niño. La palabra, la imagen, el arte. No hay manifestación cultural que, para su conocimiento y disfrute, no requiera de un ejercicio pleno de lectura.

Exposiciones, conferencias, cursos formativos, talleres de creación, ciclos de música, cine y artes escénicas, junto a investigaciones aplicadas, contribuirán, entre otras muchas propuestas, a la consecución de un lector que comprende, que valora, que asimila, que comparte y que interpreta el mundo, la sociedad y su tiempo porque lee.

La Fundación Germán Sánchez Ruipérez, a lo largo de sus más de treinta años de existencia, ha prestado una especial atención a la formación lectora. Para ello, viene desarrollando un amplio programa de actividad al que ahora, y felizmente, se incorpora Casa del Lector.

Casa del lector es un lugar donde se realizan cada mes múltiples actividades en torno a la cultura, la lectura y el álbum ilustrado. Es su web cada mes cuelgan todas los proyectos que realizan, en la actualidad destacan los “Diálogos de lectura” cursos de formación destinados a profesionales y mediadores de lectura. Impartidos por los mejores especialistas en su materia, dichos cursos nos permitirán profundizar en cuestiones de indudable interés y utilidad y, a su vez, seguir consolidando esa comunidad lectora que Casa del Lector quisiera siempre albergar y potenciar.


Programa para Diálogos de Primavera:

-Lectura curricular y lectura en libertad. Niños y jóvenes ante los desafíos e incertidumbres de la literatura (Cerrado plazo inscripción)
-Jugando al teatro con la literatura. Cuando el aula es un mar
-Cómo hacer lectores competentes. Propuestas creativas en lengua y literatura en Secundaria y Bachillerato
-Lectura y estrategia digital. Cosas útiles que puedes hacer por ti y tus usuarios desde el móvil


martes, 9 de abril de 2013

Animación a la lectura en bibliotecas

La portada del álbum




Hace poco encontré en un almacén de libros antiguos algo que me llamó la atención por dos motivos, el primero fue directo, me revolvió los recuerdos y supe que había visto antes esa portada, y el segundo es el importante, pues es una gran iniciativa de animación a la lectura en bibliotecas. 

Se trata de un álbum lleno de misterio por la lectura, se repartía en las bibliotecas que participaron: Almassora, Almenara, Alquerías del niño perdido, Benicàssim, Borriana, Borriol, Cabanes, Castelló, L’Alcora, La Pobla de tornesa, Nules, Onda y Vinaròs, todas de la provincia de Castellón. 

Los primeros ejemplos de casos por resolver

 “Album secret de Sherlock Holmes” era el título, y en su interior encontrábamos ejemplos de historias siniestras sin resolver, ¿qué hacía el joven lector?, pues tenía un montón de frases de libros seleccionados por la biblioteca que debía leer, escogía un álbum ilustrado, y una vez leído la bibliotecaria o bibliotecario le daba su correspondiente ilustración que debía pegar en la parte superior de la hoja en compañía de la misteriosa frase. 

Caso resuelto izquierda, caso sin leer derecha

 De acertada, oscura e intrigante estética, este libro se repartió en bibliotecas de toda la provincia con una cuidada selección, más de treinta libros entre los que podíamos encontrar: “Willy el tímido” de Anthony Browne publicado por FCE, “Los Mimpins” de Roald Dahl y Patrick Benson, “La cocina de noche” de Maurice Sendak, “La piedra arde” de Eduardo Galeano y Luis de Horna, “Rosa blanca” de Roberto Innocenti y Christophe Gallaz, los dos últimos de Lóguez.

La ruta del libro, la ruta de la lectura, la ruta de comprensión. Es una forma divertida de leer porque la lectura se vuelve un juego y un misterio por resolver.




martes, 2 de abril de 2013

Día de la literatura infantil y juvenil

Hoy celebramos el día de la literatura infantil y juvenil y lo hacemos con esta preciosa ilustración de Sabina Blasco que invita a la lectura y la reflexión. 



“El gran peligro que acecha a la literatura infantil y a la juvenil en lo que respecta a su categorización como literatura, es justamente el de presentarse a priori como infantil o como juvenil. Lo que puede haber de “para niños” o “para jóvenes” en una obra debe ser secundario y venir por añadidura, porque el hueso de un texto capaz de gustar a lectores niños o jóvenes no proviene tanto de su adaptabilidad a un destinatario sino sobre todo de su calidad, y porque cuando hablamos de escritura de cualquier tema o género, el sustantivo es siempre más importante que el adjetivo. De todo lo que tiene que ver con la escritura, la especificidad de destinatario es lo primero que exige una mirada alerta, porque es justamente allí donde más fácilmente anidan razones morales, políticas y de mercado”. María Teresa Andruetto.
Licencia Creative Commons
Todas las entradas de El Elefante Lector están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.