lunes, 28 de febrero de 2011

Entrevista


Julio Antonio Blasco
 Ilustrador y diseñador valenciano
http://www.lalibreticadejulioblasco.blogspot.com/

Comenzar a dibujar y tener un estilo propio, ¿cuándo recuerda que ocurriera?

Hace ya algún tiempo que comencé a dibujar, casi ni lo recuerdo, pero tener un estilo propio, de eso hace menos… Siempre he trabajado hacia delante, buscando una evolución, un cambio, una renovación y un crecimiento en cada trabajo… quizá en los tiempos de estudiante en Bellas Artes  mi manera de trabajar empezó a tomar forma, pero no es hasta hace unos años cuando creo reconocer un estilo propio, un estilo que aunque ya existía antes, en ese momento es cuando empieza a tomar forma, a definirse y sobre todo y lo más importante, es que yo empiezo a creer y valorar mi trabajo: a proyectarlo. A partir de ese momento reconozco y defiendo la idea de estilo personal.

Tiene un estilo que resulta muy atractivo y diferente ¿lo adapta dependiendo del público al que está destinado?

Siempre me mantengo en mi estilo y en mi manera de hacer. El objetivo en cada nuevo trabajo es acercarlo a mi terreno, a mi manera de crear imágenes. Claro está que adapto el proceso en función del tipo de trabajo que se trata, no es lo mismo un cartel que un cuento infantil, o un libro ilustrado para adultos que una ilustración para un anuncio… aún así, siempre mantengo mi estilo. Una de las cosas que lo caracteriza es el trabajo con la metáfora y con la poética de los objetos, de manera que una misma imagen puede tener muy diferentes lecturas, lo cual resulta tremendamente versátil a la hora de aplicar una imagen, un estilo, a diferentes formatos o trabajos…
De todos modos, me resultaría imposible no mantener mi propio estilo, ya que es mi forma de trabajar, no sé hacerlo de otra manera, aunque siempre lo aplico de manera evolutiva, cambiando y enriqueciendo con cada trabajo.

¿Se considera un artista consolidado?

La verdad es que no me considero un artista consolidado de ninguna manera… siempre me he dedicado a mi trabajo que es el diseño gráfico y poco a poco he ido trabajando además en arte e ilustración. Sin embargo, desde hace unos años he comenzado a aplicarme más intensamente en la parte artística y a fundir mi trabajo como diseñador gráfico y como artista plástico, lo cual está dando fantásticos resultados, como exposiciones, participaciones en eventos, libros ilustrados, etc… comienzo a tener un público, seguidores y gente que está interesada por las cosas que voy haciendo.

¿Qué le resulta más difícil a la hora de abrirse camino en la ilustración?

Lo más difícil es tener la energía suficiente y una buena actitud para estar todos los días al pie del cañón, trabajando en la autopromoción y autodifusión, al tiempo que se trabajan las ocho horas diarias por cuenta ajena… a partir de ahí, si eres capaz de no tirar la toalla, el resto es fácil, se trata de trabajo y disciplina teniendo que renunciar a muchas cosas…

Si le dieran a elegir, ¿qué es lo que más le gusta ilustrar?

Si me diera a elegir, lo elegiría todo… me gusta crear, lo que no me gusta es encasillarme en una cosa y limitar mi trabajo… entiendo mi trabajo como algo abierto, amplio, en constante cambio. Me gusta pasar de un campo a otro, de la ilustración infantil a la de adultos, de la pintura al ensamblaje de objetos, del diseño gráfico al diseño expositivo… es posible trabajar en multitud de ámbitos, eso es para mí la magia de mi trabajo. Cuando algo se convierte en rutina pierde la chispa y el encanto.

¿Qué cuentos ha leído últimamente?

Pues leo pocos cuentos, si te soy sincero… empleo casi todo mi tiempo en el trabajo, y los pocos ratos que me quedan en los trayectos en metro o en autobús suelo leer novela o ensayo. Actualmente estoy leyendo “Invisible” de Paul Auster, “Sobre el amor y la muerte” de Patrick Süskind y a ratos “El diario secreto de Pulgarcito”.

¿Qué leía de niño?

De niño recuerdo en mi casa los cuentos de Grimm, los cuentos de Perrault, las Películas de Walt Disney, y montañas de tebeos. Además de Asterix, Superlópez y Mafalda… Ya de más adolescente, Los Siete Secretos, Los Cinco… vamos, una infancia con las lecturas de casi todos los de mi generación.

¿Qué significa la ilustración para usted?

La ilustración es un modo de expresión, de comunicación… es una manera de sacar todo lo que se tiene dentro, (lo bueno y lo malo), a través de imágenes, es como una especie de terapia con la que expulsar los demonios o plasmar la felicidad, de manera que el espectador pueda ver reflejados sus sentimientos en esas imágenes, identificándose con ellas y al mismo tiempo con el ilustrador o artista que las genera, produciéndose lazos de comunicación entre artista y público. La ilustración es una ventana al placer, es una manera de saciar las necesidades de belleza y perfección que muchos buscamos… es una manera de obtener respuestas…



Ha participado en exposiciones y proyectos conjuntos, tiene dos libros ilustrados, pero ahora está llevando a cabo un taller en Conservatire d'Arts et Métiers Multimédia Balla Fasseké Kouyaté en Mali, mediante ARTS. Cultura y Desarrollo, ¿cómo comenzó esa iniciativa?

Esta iniciativa del taller de ilustración Viaje al corazón de África comenzó de una manera totalmente inesperada. Me llamaron por teléfono para hacerme la propuesta que tenía que decidir en un par de días ya que en dos semanas, debía de estar en África impartiendo el taller, con el tiempo justo para proceder con el protocolo sanitario de vacunación. Así que de repente me vi en una vorágine de vacunas y preparación de clases.


¿Cómo son sus alumnos?

Los alumnos del Conservatorio de Bamako son alumnos universitarios, pero con una formación muy diferente a la de los universitarios europeos. Partimos de una formación cultural muy baja, casi siempre basada en alfabetización y estudio del Corán. En este proceso de formación, ciertos alumnos consiguen continuar sus estudios accediendo a la universidad, en este caso, en el Conservatorio de Bamako, en la formación artística.
Mis alumnos procedían de dos especialidades, la de artes plásticas y la de multimedia. Eran 13 alumnos, entre los cuales figuraban tres mujeres. Resultó ser un grupo de alumnos muy interesados en el taller. Dicho taller de ilustración a su vez estaba dentro de un proyecto llamado Historias para contar en el que se han impartido tres cursos de animación además del de ilustración. Este proyecto culminará con la publicación de un libro/DVD con siete cuentos de tradición africana animados e ilustrados por los alumnos del Conservatorio de Bamako y alumnos de la Facultad de Bellas Artes de Valencia. Es un proyecto es de Arts Cultura y Desarrollo dirigido por Beatriz Herráiz.


¿Qué nexos de unión ha encontrado entre las dos culturas, maliense y española?

Son culturas totalmente distintas, diferente religión, diferente clima, (lo cual marca totalmente el ritmo de la vida), diferente evolución de la sociedad, de la concepción de las relaciones, del entorno, de las escalas de valores… sin embargo hay algo que está totalmente presente tanto en nuestra cultura como en la maliense: internet.
Es curioso como en cuanto los jóvenes tienen medios, hacen acopio de tecnología y posibles maneras de acceder a internet, de manera que pueden tener acceso al resto de cultura mundial, occidental.
 De todos modos, mi contacto con Mali ha sido muy breve, una sola semana, me resulta muy difícil encontrar nexos entre su cultura y la nuestra, ya que además mi estado a lo largo de toda la semana de estancia y trabajo en Bamako ha sido de continua sorpresa, observación, escucha… con la mente en blanco, sin juzgar, sin comparar, sólo viendo y sintiendo.

¿Qué supone para usted esta experiencia? ¿Qué ha aprendido?

Para mí ha supuesto mucho, ha sido una puerta abierta de par en par a otra cultura, otra sociedad, otro continente… una puerta a conocer otros ritmos en la vida, otras escalas de valores y sobre todo, una puerta a conocer el quinto país más pobre del mundo, un descenso al tercer mundo y al subdesarrollo, nada que ver con lo que vemos en televisión o prensa… es difícil contar una experiencia como esta, es imposible transmitir todo lo vivido y todo lo sentido.
He aprendido mucho, a valorar las cosas de otra manera, incluso a valorarme a mí mismo de otra manera, he aprendido a disfrutar de la gente, a valorar el trabajo de muchos cooperantes, trabajo que no conocemos, el de la verdadera cooperación: con la gente, con la necesidad.
Pero lo que resulta muy difícil es trasladar todo esto, lo aprendido y lo vivido a la realidad nuestra, a la rutina en la que estamos inmersos.

¿Puede repercutir en su forma de ilustrar, (materiales, técnicas, etc.) aquello que ha aprendido en Mali?

No puedo decir de momento si repercutirá en mi manera de trabajar ya que he estado un tiempo muy breve como para absorber imágenes y conocimientos suficientes, pero de todos modos, las cosas quedan ahí, generan un poso y un caldo de cultivo, con el tiempo se verá si germinan semillas africanas.

¿Qué nuevos proyectos tiene para este nuevo año?

Muchos… de momento ha de salir al mercado una publicación de carácter promocional, de formato grande, en la que ilustro extractos de conferencias sobre el tema de la muerte.
También un par de colaboraciones, una de ellas en Barcelona, en el Festival Internacional de Libros Ilustrados Como Pedro por mi casa, y otra colaboración en Cerdeña en el Primer Festival Circo Volante.
Para el 1 de Abril, inauguro la exposición individual “… del amor y la muerte”, en la Galería La libreta de los dibujos en Zaragoza, y para mayo, una exposición sobre Besos, el libro que publiqué en febrero de 2010, esta exposición será en La Universidad de Teruel, patrocinada por la Fundación Pablo Gargallo.
Hacia el verano verá la luz Loles, un nuevo libro infantil con la editorial Pintar-Pintar de Asturias.

Por último, ¿quiere recomendar un cuento, un ilustrador o un escritor al elefante lector?

Un libro fantástico que seguro que conocéis que contiene una serie de textos que despiertan la imaginación enormemente es Las ciudades invisibles, de Ítalo Calvino… totalmente recomendable para adultos y jóvenes.
Un ilustrador… podría ser Isidro Ferrer o Sara Fanelli o Eva Armisén o Tim Biskup… hay tantos…

Gracias.





domingo, 27 de febrero de 2011

Poemas ilustrados

Juan Ramón Jiménez


El poeta a caballo

¡Qué tranquilidad violeta,
por el sendero, a la tarde!
A caballo va el poeta...
¡Qué tranquilidad violeta!

La dulce brisa del río,
olorosa a junco y agua,
le refresca el señorío...
La brisa leve del río...

A caballo va el poeta...
¡Qué tranquilidad violeta!

Y el corazón se le pierde,
doliente y embalsamado,
en la madreselva verde...
Y el corazón se le pierde...

A caballo va el poeta...
¡Qué tranquilidad violeta!

Se esté la orilla dorando...
El último pensamiento
del sol la deja soñando...
Se está la orilla dorando...

¡Qué tranquilidad violeta,
por el sendero, a la tarde!
A caballo va el poeta...
¡Qué tranquilidad violeta!



Ilustrador: 
Jorge da Conceiçao Riveiro 
http://elmundodeconcei.blogspot.com/

martes, 22 de febrero de 2011

Rosa Caramelo


Esta es la elefanta de mis sueños, con la que he compartido tanto desde que era un pequeño elefantito. Y esta es su historia, una historia de lucha, valor y libertad.



Para todos los que añoran este cuento de parte del elefante lector.

miércoles, 16 de febrero de 2011

CAFÉ DULCE, CAFÉ AMARGO

Montse Batalla nos recomienda este cuento:
 http://www.xevidom.com
Autores: Subi y Anna
Editorial: Proteus

La editorial Proteus nos ofrece esta joya ilustrada de Subi y Anna, que podéis encontrar también en castellano.
Subi está especializado en ilustración infantil y Anna es escritora y Cuentacuentos.
Con Café dulce, café amargo estos dos artistas, con gran delicadeza en los dibujos y gran maestría en el guión, introducen al lector en un mundo donde, por desgracia, la infancia es demasiado dura. La pobreza también afecta a los niños y niñas y es en este cuento donde se reflejan las consecuencias. El protagonista es Mikhail un niño que no tiene hogar y que nos explica en primera persona sus miedos y su tristeza
 Sin duda alguna, la lectura de Café dulce, café amargo hará reflexionar a los más pequeños y también a los adultos, sobre un grave problema que cada vez más afecta a los niños y niñas.
Me gustaría acabar el comentario, destacando los fantásticos dibujos de Subi. Para realizarlos utilizó café.

lunes, 14 de febrero de 2011

Poemas ilustrados

Federico García Lorca 

Naranja y limón

Naranja y limón. 

¡Ay de la niña
del mal amor! 


Limón y naranja. 

¡Ay de la niña,
de la niña blanca! 


Limón. 

(Cómo brillaba
el sol.) 


Naranja. 

(En las chinas
del agua.) 


Ilustración: Rafael Mir
facebook.com/rafamir

lunes, 7 de febrero de 2011

Te regalo un cuento: “un libro para atesorar y regalar”




Quizá sea el cuento, uno de los mejores regalos que podemos esperar, y si es un libro titulado Te regalo un cuento, no estaremos cayendo en la redundancia, sino en una bella obra que compagina muy bien la ilustración y el texto. La palabra y la imagen se apoyan mutuamente en los libros ilustrados, aquí en este cuento asistimos a una simbiosis en la que texto y dibujos no pueden vivir aislados. El escritor y la ilustradora son ahora “esposos de libro”. Jorge Gonzalvo, escritor y editor del proyecto Laberinto de las Artes y Cecilia Varela, ilustradora argentina. El libro ha tenido tanto éxito que cuenta con más de 2.000 seguidores en su página de Facebook y tiene su propio blog, http://teregalouncuento.blogspot.com/. En este binomio fantástico el cuento se ha convertido en el protagonista, y como sus creadores se buscaron y se encontraron para poder crear este precioso libro, hemos decidido preguntarles a los dos. Espero que aprendan y disfruten de esta doble entrevista, tanto como nosotros. 

 ¿Cómo definirían Te regalo un cuento?
Jorge Gonzalvo: Te regalo un cuento es más bien una declaración de intenciones. Hay quien lo considera una carta de amor y hay quien piensa que es metaficción: un cuento que narra cómo se crea un cuento. No tiene una estructura formal de relato, ni principio, ni desarrollo, ni desenlace. Es un texto que habla de conceptos universales como la complicidad, la amistad, el cariño. Funciona bien en todas las edades. Lo cierto es que no es un cuento infantil.
Cecilia Varela: Un libro para atesorar y regalar.

¿Cómo se conocieron?
Jorge Gonzalvo: A Cecilia la conocí en un foro de ilustradores en Internet. Yo buscaba alguien para que pusiera imágenes a mis textos breves y Cecilia respondió. Enseguida me enamoré de sus ilustraciones. Fue un flechazo creativo instantáneo. Desde ese mismo instante, intercambiamos ideas, ilustraciones, textos, y enseguida tuvimos claro que haríamos juntos “Te regalo un cuento”. Cecilia, además de una técnica exquisita, aporta una visión muy especial a los textos. Ceci traslada su sentido del humor, su ironía y su finura, a todo lo que dibuja. Sus personajes caminan entre diferentes estratos: puedes encontrarte con animales personificados y, a un mismo tiempo, con seres humanos que poseen propiedades y rasgos animales. Y en cualquiera de esos planteamientos, la combinación funciona perfectamente. Sus personajes conforman un bestiario lleno de ternura pero también de crudeza.
Cecilia Varela: Lo conocí en un foro de ilustradores en internet hace unos 7 años. El buscaba ilustradores para sus textos y caí en su trampa. Allí iniciamos el camino para publicar “Te regalo un cuento”.
Me gusta que sus textos son inteligentes, poéticos, concisos, directos y al mismo tiempo sutiles, tienen ritmo, contienen humor y guiños al lector.

¿Qué aportan al texto las ilustraciones?
Jorge Gonzalvo: Cecilia dialoga perfectamente con el texto. Es capaz de elaborar un discurso narrativo propio. Yo siempre digo que se puede leer un libro ilustrado por Cecilia sin necesidad de reparar en las palabras, porque ella consigue narrar visualmente una historia. El texto crece con las imágenes de Cecilia porque consigue multiplicar y potenciar lo que el texto evoca a través de sus imágenes.
Cecilia Varela: Creo que atmósferas.


 ¿Cómo definirían la literatura infantil?
Jorge Gonzalvo: No me siento capaz de responder a algo así. Sobre todo porque la literatura infantil ha evolucionado muchísimo en la última década. Creo que estamos asistiendo a una revolución absoluta en todo lo que tiene que ver con LIJ. Yo creo que cada vez se publica más y que se están haciendo libros estupendos. Las editoriales con más años de experiencia se están reinventando y surgen además nuevos editores que lo están haciendo muy bien. El nivel de ilustración es tremendo y hay apuestas realmente muy creativas. Y lo mejor de todo, es que creo que se está apostando por lectores jóvenes pero cada vez más maduros que son capaces de decodificar textos más arriesgados.
Cecilia Varela: La literatura infantil es literatura.

¿Creen que la literatura infantil tiene la repercusión que se merece?
Jorge Gonzalvo: Sí, y rotundamente sí. Siempre se puede aspirar a mejorar pero, desde luego y en relación a la pregunta anterior, creo que tenemos más medios que nunca para promocionar la literatura en general y la infantil en particular. Existen estupendas campañas de fomento a la lectura en centros escolares y bibliotecas,  las redes sociales y las nuevas tecnologías han conseguido que el impacto y la repercusión de las publicaciones sea mayor y, además, nos permiten comunicar de una manera más directa con los editores, escritores e ilustradores. Todo está más cerca y disponemos de más información.
Cecilia Varela: Depende de cada país.  Hay varias campañas en marcha de apoyo y fomento a la lectura  aquí en latinoamerica, por parte del Estado e iniciativas privadas. Programas como las bibliotecas escolares que debemos cuidar y apoyar. Las ferias infantiles son otro espacio que hay que aprovechar cada vez más.  Formar lectores no es tarea fácil hoy en día, y dependerá del esfuerzo común que en cada país día se haga para impulsar la literatura infantil y que esta forme parte natural de las actividades y elecciones de un niño. A nivel propuestas, opciones y medios hoy en día se ha avanzado mucho: Internet a revolucionado nuestra manera de acceder a la información, pero aun hoy en día en latinoamerica este recurso debe extenderse  y ser accesible a toda la población. Los blogs han logrado que el trabajo de los ilustradores y de los escritores esté al alcance de muchísima gente y es una herramienta de promoción muy buena. Lo mismo que las redes sociales, coincido con Jorge totalmente.

¿Ha sido difícil para ustedes abrirse camino como escritor, como ilustradora en el caso de Cecilia, en la literatura para niños?
Jorge Gonzalvo: Abrirse camino en cualquier campo es difícil. Yo escribo desde que tengo uso de razón y escribo sin pensar en qué tipo de lector me encontraré al otro lado. “Te regalo un cuento” no es un texto para niños, pero ha sido editado por una magnífica editorial (Lóguez) que sí que publica y está especializada en literatura infantil. Ellos le dieron una oportunidad al texto y han demostrado que tuvieron muy buen ojo cuando pensaron que podría funcionar. Existe una tendencia general a relacionar los álbumes ilustrados con los niños, pero eso está evolucionando también. Ahora se publican libros ilustrados para adultos y son maravillosos. Me gusta la literatura infantil y soy un lector voraz de LIJ, así que espero seguir publicando relatos para niños y jóvenes, pero también para adultos.
Cecilia Varela: Todavía continúo abriéndome camino.

¿Cómo es la relación entre el escritor o ilustrador y el editor?
Jorge Gonzalvo: Yo sólo puedo decir cosas buenas de los editores con los que he trabajado o los que conozco. Con Lóguez, por ejemplo, el trato es exquisito y además consiguen que te sientas arropado como autor. Es extraordinario cuando tienes la certeza de que el libro está siendo cuidado por el editor, que lo distribuyen bien o que, simplemente, perdure el entusiasmo con el paso del tiempo. Luego cada editor tiene sus particularidades, pero yo desde luego no tengo queja alguna, todo lo contrario.
Cecilia Varela: Depende mucho de cada editor. En general es buena, hay libertad y buena comunicación. Celebro que he podido trabajar con muy buenos editores. 

¿Creen que es necesario que un cuento para niños contenga enseñanzas pedagógicas?
Jorge Gonzalvo: En mi opinión (y es muy personal) no. O no siempre. Creo que los cuentos tienen que mostrar otras cosas, pero a veces el exceso pedagógico rechina un poco. Creo que por eso estamos en una etapa muy interesante dentro de la literatura infantil y juvenil, porque se están trabajando con otros conceptos más arriesgados, más transgresores, incluso. Se tocan temas que antes no se tocaban, y además se tocan de otra manera. Es bueno que tras la lectura, el cuento deje un poso en el lector, pero a mí me gusta pensar que leer es bueno simplemente por el placer de leer, por la experiencia de la lectura, por la capacidad evocadora que tienen los libros, y ya sólo con eso, la misión está cumplida. Si es que existe tal misión.
Cecilia Varela: Creo que todos los cuentos enseñan algo, dentro de la imagen y del texto hay un mostrar-enseñar, la diferencia está en cómo y qué se enseña.

 ¿Qué cuento les gustaría que les regalaran?
Jorge Gonzalvo: Todos. Y lo digo en serio. A veces recibo libros por cortesía de editoriales o de otros autores, y puedo decir que no me cansaría nunca de recibir libros. Cada libro que se publica es fascinante en sí mismo. Si miras más allá, si conoces un poco el proceso que lleva la edición de un libro, a mí me resulta uno de los alumbramientos más felices que existen. Hay editoriales que publican auténticas joyas, y hay autores (escritores e ilustradores) que crecen con cada publicación. Por ejemplo, y lo digo bien alto para que Ceci se entere, quiero que me regalen todos los libros ilustrados por Cecilia. O cualquiera de Shaun Tan, Oliver Jeffers, Daniel Nesquens, Elena Odriozola o Elisa Arguilé.
Cecilia Varela: Me encantaría que un niño me escribiera y me dibujara un cuento. 

¿Qué libros han marcado sus infancias?
Jorge Gonzalvo: Leía por la noche, bajo las sábanas, con una linterna, a escondidas, así que me quedé miope enseguida. Leía muchos cómics, leía a Michael Ende (lloré cuando se murió el caballo de Atreyu y creo que fue la primera vez que pensé que la vida no era justa), disfrutaba con las aventuras de El pequeño Nicolás, Lucky Luke, Astérix y Obélix y Super López. El principito y Juan Salvador Gaviota son dos de mis libros fetiche. En casa leían mucho, así que por imitación, leí mucho yo también.
Cecilia Varela: Los cuentos de los hermanos Grimm. Los cuentos clásicos. Las enciclopedias de arte, arqueología, astronomía e historia, y las ilustraciones  que había en ellas, me encantaban.

¿Cómo creen que está en estos momentos el mundo de la literatura infantil en España?
Jorge Gonzalvo: En muy buena forma: tenemos buenas editoriales, buenos ilustradores y  buenos escritores. Hay propuestas innovadoras y muy creativas. Creo que el panorama es prometedor. Por decir algo negativo, da un poco de pena pensar que se publica tanto que, al final, hay libros que no salen nunca de las cajas. Pero esa es otra historia.
Cecilia Varela: Soy latinoamericana, de Argentina. España es referente en literatura infantil y en libros ilustrados para toda latinoamerica. Admiro la calidad de sus textos, lo arriesgado de sus propuestas, la variedad, la belleza y gran calidad de sus ilustraciones, el cuidado de la edición. 

¿Qué significa la escritura y la ilustración para ustedes?
Jorge Gonzalvo: La escritura representa una parte muy importante de mi vida. Escribo siempre que puedo y desde que soy un crío. Doy clases en la escuela de escritores de Zaragoza y siempre estoy tramando alguna historia. Si no leo o si no escribo me pongo de mal humor. Así que imagino que la escritura es una prolongación más de Jorge.
Cecilia Varela: Un modo de vida.

¿Qué nuevos proyectos les esperan?
Jorge Gonzalvo: Este año salen dos libros nuevos. Uno con Lóguez, ilustrado por Cecilia y otro con Bárbara Fiore, ilustrado por Elena Odriozola. Las dos publicaciones son como para estar loco de contento. Además, si todo va bien, espero que haya una especie de continuación de “Te regalo un cuento” aunque para eso, quizás tengamos que esperar un poco más. En todo caso, me encantaría publicar muchos libros ilustrados por Cecilia. Somos esposos de libro, que dice ella.
Cecilia Varela: Por el momento ilustrar otro cuento de Jorge para Lóguez.

Aquí pueden leer algunas páginas:
http://issuu.com/loguezediciones/docs/primeras_te_regalo
Licencia Creative Commons
Todas las entradas de El Elefante Lector están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.